Bóxer: Las Apariencias Engañan

Si no nos gustan los lametones, las patas llenas de barro en las solapas y vernos arrastrados a tirarnos al suelo para jugar o lanzar mil una veces la pelota o el frisbie a cambio de ver unos ojos ilusionados y un amigo feliz, evitemos a los bóxer. A pesar de que alcanzan los treinta […]