Las Garrapatas en Perros

garrapata en perros

Las garrapatas son parásitos chupadores de sangre que pueden afectar a muchos animales, entre los que se encuentran el perro y, en contadas ocasiones, el hombre. Hay diversas especies: algunas huésped específicas, en disposición de atacar a una sola especie animal, otras, menos especializadas, que pueden parasitar indistintamente perros, gatos, ovejas, cabras, roedores salvajes, etc.

En el perro las garrapatas se localizan en cualquier parte del cuerpo, especialmente sobre la cabeza (frente, orejas, labios, párpados), sobre el cuello y en los espacios interdigitales.

En el gato, al que raramente afectan, se observan casi exclusivamente en la cabeza, puesto que con la lengua consigue hacerlas caer con facilidad. Para encontrar las garrapatas debemos pasar los dedos ligeramente a contrapelo por el cuerpo del animal en busca de pequeños nódulos y protuberancias de 2 a 10 mm de longitud.

Generalmente se encuentran dos tipos de garrapatas: uno de ellos, el menos frecuente, es de pequeñísimas dimensiones, 1-2 mm como máximo, de color violáceo, que se implanta con mucha facilidad en los espacios interdigitales y en los bordes de las orejas. Afecta casi siempre a los perros.

El segundo tipo, mucho más frecuente, aparece en los meses de primavera, hasta junio-julio, y se caracteriza por sus mayores dimensiones. Los machos son de color pardo rojizo oscuro, casi negruzco, son pequeños (2-3 mm) y presentan un cuerpo achatado, rígido, con 8 patas pequeñas. Las hembras son grisáceas, claras y de tamaño más grande (4-10 mm).

Publicidad

Deja tu comentario!!!