Enfermedades Parasitarias en los Perros

Parasitos en los perros

Por “parasitarias” se entiende todas las enfermedades causadas por protozoos, hongos, lombrices intestinales y cardiocirculatorias y ácaros de la sarna, que afectan a los animales en general y, en nuestro caso, al perro.

Se trata de formas morbosas bastante extendidas, de baja mortalidad, a menudo curables y más frecuentes en el animal joven. Algunas de ellas -sarna, hongos, toxoplasmosis, verminosis intestinales- son bastante conocidas por el público en general, todavía exageradamente preocupado o alarmado por posibles riesgos de contagio.

A excepción de la filariosis cardiopulmonar y de la piroplasmosis enfermedades de la sangre que atacan casi exclusivamente al perro, las otras pueden afectar indistintamente al perro.

Estas infestaciones afectan sólo a dos aparatos: digestivo y tegumentario (piel), ambos fáciles de controlar con un poco de atención. La sarna, los hongos, las verminosis intestinales, la toxoplasmosis y la piroplasmosis son enfermedades transmisibles al hombre, si bien tiene que darse una serie de circunstancias muy particulares para que se produzca el contagio.

Publicidad

Deja tu comentario!!!